¿El agua está por terminarse?: disponibilidad de agua en el mundo

¿El agua está por terminarse?: disponibilidad de agua en el mundo

Desde la primaria muy probablemente te enseñaron sobre los recursos renovables y los recursos no renovables. En mi caso recuerdo que el agua figuraba dentro de los no renovables, recursos que, con el tiempo, iban a desaparecer a consecuencia del uso desenfrenado del ser humano.

Asimismo, constantemente veo en notas periodísticas o televisivas expresiones como “este recurso tan importante que se terminará algún día” o “esta comunidad lleva tantos días sin agua, un futuro no muy lejano para la mayor parte del mundo”.

Pero, ¿realmente llegará el día en el que el agua se termine?, ¿el día en el que el mundo se transforme en un escenario distópico donde sea el recurso invaluable que cause guerras y caos alrededor del mundo?

El agua en el mundo

Indiscutiblemente, el agua es el recurso más importante en el planeta. Representa cerca de 2/3 partes del peso del cuerpo humano en la etapa adulta; sin ella por más de 3 días cualquier ser humano se pondría en peligro de muerte.

El agua fue un factor clave en el inicio de la vida en el planeta hace aproximadamente 3850 millones de años. Fue un factor determinante para el desarrollo de las civilizaciones antiguas, las cuales se situaban cerca de un cuerpo de agua para el abastecimiento de la población, tal como fue el caso de la civilización egipcia y el río Nilo.

La superficie del planeta está compuesta por un 70.9% de agua; se estima que hay aproximadamente 1,400,000,000 km3 de agua en todo el mundo. Es un gran número para imaginarse; para que te des una idea, la presa más grande del mundo, la Presa Akosombo, localizada en Ghana, África, tiene una capacidad de embalse de 144 km3, por lo que se necesitarían casi 10 millones de estas presas para contener todo el volumen de agua del planeta.

Por supuesto, si toda esa agua fuera para consumo humano, probablemente no habría problema, pero la realidad es que solamente el 2.5% de toda el agua del mundo es agua dulce en forma de casquetes polares, glaciares, agua subterránea, lagos, atmósfera, ríos y corrientes y humedad del suelo.  Naturalmente, no podemos aprovechar directamente el agua de los glaciares, casquetes polares y humedad del suelo, lo cual nos deja únicamente con el agua proveniente de ríos, lagos y agua subterránea como principales fuentes de aprovechamiento para el ser humano. Esto representa únicamente el 0.0068% de toda el agua en el mundo, un aproximado de 9,626,700 km3 para todo el mundo. La cifra ahora parece mucho más pequeña, ¿verdad?

Disponibilidad de agua

Ya establecimos un aproximado de cuánta agua hay en el mundo, ahora viene la gran pregunta: ¿algún día se acabará el agua?

Diariamente las personas consumimos agua, aproximadamente 2 litros por persona; el agua es un insumo muy común en la industria, el comercio y, principalmente, en la agricultura, la cual utiliza el 70% del agua disponible para el ser humano. Pero, ¿a dónde se va toda esa agua?

Realmente el agua no se destruye, desintegra ni desaparece, simplemente entra por un proceso y sale como agua residual, con características y contaminantes diferentes a los que tenía cuando entró. Fuera del ciclo del agua, en el cual se muestra el proceso general del agua y cómo se comporta en el mundo; en las ciudades y civilizaciones humanas, también existe la infraestructura para tratar el agua contaminada descargada a los drenajes y ser utilizada nuevamente por la población. 

Habiendo dicho esto y con las condiciones normales del planeta, es técnicamente imposible que el agua se termine como tal algún día.

El verdadero problema es la disponibilidad de agua. El hecho de que el agua no se termine, no significa que sea siempre agua aprovechable para el ser humano. Problemas como:

  • Disponibilidad de agua en zonas desérticas o poblaciones donde no abunda el agua
  • Agua contaminada o con características no aptas para consumo y uso humano
  • Sobrepoblación, lo cual disminuye la disponibilidad de agua per cápita en el mundo

El agua no se termina, pero tampoco podemos crear más (a excepción de potabilizar el agua salada, pero no entraremos en detalle), por lo que un planeta con mayor número de habitantes, hace que disminuya la cantidad de agua disponible para cada uno de ellos.

Te mostraré un ejemplo sencillo para ilustrar este punto:

Si en una ciudad existen 1 millón de habitantes y se abastecen únicamente mediante un manto acuífero de agua subterránea de una capacidad de 1 km3, eso significaría una disponibilidad de 5,000 m3 de aguapor habitanteal año.

Si dejamos transcurrir 15 años y volvemos a la ciudad donde ahora son 5 millones de habitantes, la disponibilidad de agua se habrá reducido a una quinta parte de lo que tenían, o sea 1,000 m3 de agua por habitante al año; la población aumentó, pero el volumen de agua subterránea no. Con un crecimiento constante en la población, es cuestión de tiempo para que el agua disponible para cada persona sea deficiente y alarmante.

Adicional a esto, tenemos el problema de la contaminación del agua. Tener un río de agua perfectamente aprovechable para una comunidad es excelente, ¿qué pasa si en el transcurso de un mes, diversas industrias y mineras descargan sus aguas residuales al río? Esa comunidad seguiría teniendo un río con agua que no puede utilizar, lo cual es equivalente a no tenerla en lo absoluto.

Las buenas prácticas a escala individual (en tu casa) y a escala colectiva (industria, negocios, etc) son un factor determinante para la disponibilidad de agua de calidad para el mundo.

Imagina que en tu casa se implementan buenas prácticas en el consumo del agua y comienzas a notar que su consumo disminuye 1000 Litros cada mes. Lleva el cálculo a gran escala donde 1 millón de hogares hacen lo mismo, sería 1 billón de litros de agua ahorrados cada mes, un total de 12 de billones de agua ahorradas al año en una ciudad, esto significa ahorros económicos, cuidado al medio ambiente y oportunidades de desarrollo.

Es importante que sepas que las acciones individuales son las que, precisamente, conforman sistemas a gran escala. Un consumo eficiente y responsable individual, conlleva a un sistema de consumo eficiente y responsable en una comunidad, una ciudad o un país.

Para terminar, me gustaría compartirte algunos Tips sencillos que puedes aplicar en casa para el ahorro de agua. Cada granito cuenta.

Icon made by Freepick from www.flaticon.com; Icon made by photo3idea_studio from www.flaticon.com; Icon made by srip from www.flaticon.com

Por favor deja tus comentarios, tu opinión cuenta y nos ayudas a mejorar

¡Por un futuro mejor para todos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s